Sentimientos y emociones de una madre no gestante.

Sentimientos y emociones de una madre no gestante.

Anabel Manchón, es madre por gestación subrogada, autora del libro “Esperando a Pingüi”, blogera en FormarFamilia y asesora en Gestación Subrogada.

“Yo recurrí a la Gestación Subrogada: una mujer gestó a nuestro hijo por mí. Me hubiera gustado poder gestar a mi hijo, pero no pude hacerlo por motivos médicos, al igual que tampoco pude acceder a la adopción por los mismos motivos.

Sé que me he perdido sensaciones y cambios físicos en mi cuerpo, las pataditas de mi bebé, el parto, darle el pecho,…, sin duda son muchas situaciones y sentimientos que no podré experimentar, que me hubiera encantado sentir, y que no por ello me hacen ser menos madre, porque todo lo que de verdad importa sí lo he vivido (y viviré): los sentimientos y emociones, compartir día a día con él, descubrir a la vez que él este mundo y verlo con otros ojos.

Oír por primera vez decir “mamá” a mi hijo, es una de las emociones que más intensamente he vivido, con lágrimas incluidas, crea un vínculo indestructible entre ambos que no depende de quien haya gestado a mi hijo, sino de cómo se alimenta de amor diariamente.

 

No tengo duda en afirmar que ser madre es, sin ninguna duda, mucho más que gestar. De hecho, gestar no implica ser madre. Ser madre comienza por desearlo, por tener la intención de serlo y por hacer todo lo posible hasta conseguirlo. A partir de aquí: criarlo, educarlo, inculcarle valores, disfrutar de la vida con tu hijo, verle crecer y desarrollarse,…, en definitiva, alimentar de amor el vínculo de unión entre ambos y cuidar de él para siempre.

 

Puedes conocer los testimonios de más mamás no gestantes en masola.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *